Resguarda UAQ libro de 250 años sobre la Virgen de El Pueblito, en la Biblioteca Central

Entre los barrios más emblemáticos de Querétaro, por su historia y resistencia a ser despojado de sus tradiciones está El Pueblito, que se encuentra en el Municipio de Corregidora. Una población con un interesante desarrollo, originalmente indígena, se convirtió en una parada obligada para los viajeros en tránsito y, en tiempos recientes, en una comunidad absorbida por la creciente urbanización de la capital del estado.

Entre las tradiciones que le dan identidad está la devoción a la Virgen María en el Misterio de su Inmaculada Concepción, también conocida simplemente como la Virgen de El Pueblito. Esta imagen fue elaborada por fray Sebastián Gallegos en 1632 para dar a los pobladores originales un referente de la nueva religión que les estaban enseñando. El culto fue creciendo hasta que en 1735 se erigió un santuario para albergarla, lo que le dio el carácter de patrona de esta localidad.

En la historia de esta tradición, que fue construyéndose a lo largo de varios siglos, existe un capítulo al cual no se le ha prestado suficiente atención: la declaración de la Virgen de El Pueblito como milagrosa por las autoridades religiosas durante la época de la Colonia.

Es así que la Biblioteca Central de la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ) cuenta en su acervo, con un libro que data de hace 250 años y que relata una de las historias por las que es declarada milagrosa la Virgen de ese santuario.

El fenómeno al que se refiere en esa época fue la supervivencia del fraile Andrés Picazo a un atentado en su contra. Todo el evento, el ataque y su convalecencia, el peritaje del milagro y la declaratoria oficial está descrito en el libro: Relación jurídica de la libertad de la muerte intentada contra la persona del R. P. Fr. Andrés Picazo, lector jubilado, y ministro provincial de la Provincia de S. Pedro, y S. Pablo de Michoacán, por intercesión de Nra. Sra. de su prodigiosa imagen del Pueblito (sic)… (1769), obra escrita por Joseph Manuel Rodríguez en el mismo año de los acontecimientos.

El primer capítulo narra el ataque contra el fraile Picazo, que tuvo lugar en el templo de San Francisco, en Querétaro, perpetrado por Manuel Carrera después de una discusión sobre un reloj que este estaba reparando. Manuel Carrera atacó al fraile, el 11 de febrero de 1769, disparándole en varias ocasiones, golpeándolo y finalmente hiriéndolo con un puñal. Todo el ataque tuvo lugar frente a una imagen de la Virgen de El Pueblito y fray Andrés, quien no contestó nunca el ataque, se encomendó a la Virgen mientras caía herido.

En el resto del libro se describe el proceso de indagación sobre el suceso, para aclarar y determinar si se trató o no de un milagro. Solicitaron las autoridades de la Ciudad de México las declaraciones de todos los involucrados para realizar peritajes, valorando las heridas y la inusual recuperación del fraile.

Después de que toda la información fue valorada por las autoridades eclesiásticas se juzgó que en los hechos intervino la Virgen. El decreto oficial del arzobispo Francisco Antonio Lorenzana para declarar esta imagen milagrosa fue firmado el día 20 de agosto de 1769.

La Dirección General de Bibliotecas, a través de la Biblioteca Central, bajo los lineamientos de la Secretaría de Extensión Universitaria, se asegura que este ejemplar, como otros que forman parte del acervo, sean atendidos de acuerdo a su condición de Patrimonio Histórico.

Por lo que este título, de más de dos siglos, recibe tratamiento de conservación por parte del Taller de Restauración de la Biblioteca campus Centro Histórico, además de contar con un plan de trabajo periódico que asegure su preservación.

Deja un comentario

error: Content is protected !!