Elsa Méndez, ¿poseída?

La Castañeda es el manicomio construido en el porfiriato, más famoso de México. A su cierre en el siglo pasado, se tejieron leyendas de todo tipo.

Por los rumbos de Mixcoac, al sur poniente del entonces Distrito Federal, se decía que espíritus chocarreros cuyos cuerpos fueron huéspedes de la construcción demolida, buscaban seres vivos en los cuales habitar.

Al conocer a la neopanista Elsa Méndez, creo que es cierto lo anterior.

Apuesto que está poseída por algún demonio.

Platicando con un psicólogo, me decía que sus rasgos faciales, algunas conductas y su mirada, permiten intuir que padece de sus facultades mentales.

Agregó que no solo podría ser una esquizofrenica, sino que habla por que Dios le dio boca.

Pues sin pudor alguno, exhibe su gigantesca ignorancia.

Decir que el Estado tiene tintes socialistas/comunistas es una descomunal barrabasada.

Señalar a las administraciones de Pancho Domínguez y Luis Bernardo Nava de represora, es otra estupidez.

Para sustentar mi visión de que doña Elsa está poseída por un espíritu satánico, recurro a la Iglesia, que considera que Satanás se disfraza de buena gente para engañar y conseguir adeptos

¿Es el caso de la polémica legisladora?

José Romero

Periodista

Deja un comentario

error: Content is protected !!